Volendam

Descubre qué ver en Volendam y cómo es su turismo.

Volendam

Luis Pabon ©

El tradicional pueblo holandés de Volendam se encuentra emplazado junto a la ciudad de Edam, con la cual forman el municipio conocido como Edam-Volendam, a unos 22 kilómetros al norte de Amsterdam.

Volendam es una de las pequeñas localidades más entrañables y visitadas de Holanda, de ella destaca su puerto, dotado de diversos restaurantes donde podremos degustar sabrosos platos de pescado, y desde el cual podremos accederse en barco hasta la entrañable isla de Marken, aunque actualmente también puede irse por la carretera del dique. Volendam es muy importante en cuanto a la pesca del arenque en el lago Ijssel.

El día de la semana más recomendables para visitar Volendam es el sábado, ya que es cuando los pescadores regresan, y el puerto se llena de actividad con un ambiente entrañable, el cual recuerda enormemente al ambiente que tenía dicho pueblo en el siglo XVII. Además, el sábado es cuando tiene lugar el mercado en esta localidad, el cual se celebra en la calle Conijnstraat entre las 10:00 y las 17:00.

La población de Volendam es considerada como una de las más hermosas y tranquilas localidades del país, ya que ha sabido conservar durante siglos su carácter y su entrañable ambiente. Sus casas típicas junto con sus hermosos canales y sus típicos puentes levadizos hacen que Volendam sea uno de los lugares más pintorescos y románticos de los Países Bajos.

Algunos de los lugares más interesantes de Volendam son, su puerto, el Volendams Museum, la casa, sus iglesias de diferentes épocas, la más antigua es la de Stolphoevekerk, que data de 1658, y una de las más interesantes es la de Vicentiuskerk; el laberinto de Het Doolhof, el museo Palingsound Museum, y el dique o De Dijk.

Es importante mencionar que Volendam alberga una gran feria conocida como Volendam Kermis, la cual dura unos cuatro días y se lleva a cabo el primer fin de semana de septiembre.

Qué ver en Volendam:



Copyright VisitarAmsterdam.com © - Todos los derechos reservados